May 25, 2010


Sentarme en el extremo de la cama, con ese pijama que te da una apariencia de desordenado e impetuoso.
Encenderme el último cigarrillo de la cajetilla que me queda, y fumármelo como si mi vida fuera en ello.
Abrir la ventana para intentar quitar ese mal olor que lleva irrumpiendo en mi cuarto día tras día y ver que aún me quedan muchas cosas que hacer. A partir de ahora, intentaré no perder el tiempo.

1 comment:

  1. eh me encanta churri
    no hay que perder el tiempo

    ReplyDelete